top of page

Tensión en el Estadio Azteca: propietarios de palcos resisten ante remodelación para el Mundial 2026

Redacción Marlone Serrano

Tensión en el Estadio Azteca: propietarios de palcos resisten ante remodelación para el Mundial 2026
Tensión en el Estadio Azteca: propietarios de palcos resisten ante remodelación para el Mundial 2026

En medio de los preparativos para el Mundial de Fútbol 2026, la controversia ha surgido en torno a los palcos y plateas del emblemático Estadio Azteca en la Ciudad de México. Roberto Ruano, Secretario de la asociación de titulares de palcos y plateas, expresó su descontento en una entrevista con RÉCORD+ sobre los desafíos que enfrentan los propietarios ante las próximas remodelaciones del estadio, crucial para el torneo. 

 

La FIFA ha mostrado interés en hacer uso de estos espacios exclusivos durante el mundial, pero según Ruano, los propietarios están firmes en su posición de rechazo. "Ya pagamos por el derecho adquirido de estos palcos, y este derecho se respetó en los mundiales de 1970 y 1986", señaló Ruano, recordando las ocasiones anteriores en que el Estadio Azteca fue sede del evento. 

 

La situación se complica aún más con la pérdida de derechos que han sufrido los dueños de palcos en años recientes. Originalmente, el contrato de los palcos garantizaba acceso a partidos de tres equipos diferentes — Atlante, Necaxa y América — y estipulaba compensaciones específicas por juegos no realizados. "Nos han ido quitando derechos, y no hemos sido compensados adecuadamente", afirmó Ruano, quien advirtió que los propietarios están dispuestos a tomar medidas legales para proteger sus intereses. 

 

En una postura de defensa firme, Ruano también advirtió sobre la posibilidad de amparos legales para detener las remodelaciones si se intentan llevar a cabo sin el consentimiento adecuado de los dueños. "Ya tenemos preparadas medidas precautorias y en caso de una remodelación sin previo aviso, donde nos veamos afectados, presentaremos amparos para suspender la obra", declaró. 

 

El conflicto destaca un choque entre los intereses privados de los dueños de los palcos y los objetivos públicos relacionados con la preparación de uno de los eventos deportivos más grandes del mundo. Mientras la FIFA y los organizadores del torneo buscan modernizar y adecuar el estadio para albergar a una audiencia global, los propietarios de los palcos insisten en un arreglo que respete sus derechos adquiridos y compense cualquier inconveniente. 

0 comentarios

Commentaires


bottom of page