top of page

Predicciones NFL: Qué jugadores podrían romper ocho grandes récords en 2021: Mahomes, Diggs y más

No sabemos exactamente cómo impactará la temporada de la NFL con 17 partidos a los jugadores, pero es fácil asumir algunas cosas.

Debemos esperar más paridad y más lesiones, ambas situaciones, producto de agregar un partido contra un rival similarmente exitoso. Esas asunciones parecen muy obvias.


Enfoquémonos en un tercer elemento: los récords. Ese juego extra hará más sencillo a los jugadores obtener los números necesarios para romper marcas. Virtualmente, cada uno de los récords importantes de una temporada de la era de 14 partidos ha sido borrado por un desempeño más impresionante de una campaña de 16 encuentros, con dos excepciones, una de las cuales discutiremos más adelante.


Echemos un vistazo a ocho récords de la NFL para reevaluarlos de cara al calendario de 17 partidos. Para algunos no será sorpresa si una nueva marca se impone en 2021. Nominaremos también a tres jugadores que tienen oportunidad de romper cada marca, incluidos dos favoritos y uno improbable.


Comenzaremos con uno de los récords más valiosos, pues no es seguro que se mantenga en el libro de récords para estas alturas del año en 2022.


YARDAS POR AIRE

Récord actual: 5,477 (Peyton Manning, 2013)

Aunque Manning tiene esta marca al superar sólo por una yarda el total de Drew Brees en 2011, ninguna otra temporada de cualquier quarterbacks está a menos de 200 yardas del total de estos pasadores.


Hemos visto a tres quarterbacks con tres estilos diferentes superar las 5,000 yardas en las últimas tres temporadas en Patrick Mahomes, Ben Roethlisberger y Jameis Winston y hay varios pasadores que podrían amenazar el récord de Manning con un juego extra en 2021.






El favorito: Patrick Mahomes, Kansas City Chiefs

Debemos comenzar con Mahomes, ¿no? Cuando la liga anunció la extensión de la campaña a 17 juegos, creamos una simulación Monte Carlo y encontramos que las posibilidades del pasador de los Chiefs de superar las 5,477 yardas por aire saltaron de 2.13 por ciento en un calendario de 16 partidos a 10.4 por ciento en uno de 17 encuentros. En su primera temporada completa como titular llegó a las 5,097 yardas y luego agregó 278 en una subsecuente victoria sobre los Colts, con lo que su total hubiera llegado a 5,375 yardas por aire en 17 juegos en 2018. ¿Es difícil imaginar a Mahomes sumar 103 yardas más en una campaña completa, especialmente detrás de una mejorada línea ofensiva?






Justo atrás: Dak Prescott, Dallas Cowboys

Prescott comenzó y terminó cuatro juegos la temporada pasada, antes de sufrir una fractura en el tobillo en el quinto. En esos cuatro partidos, sumó 1,690 yardas por aire. Ningún quarterback en la historia de la liga había superado las 1,600 yaras en las primeras cuatro semanas de la campaña hasta el año pasado. Si Prescott hubiera mantenido ese ritmo por 16 juegos, hubiera terminado con 6,790 yardas, superando por mucho el récord con varias semanas de anticipación y sin considerar la posibilidad de añadir un juego 17.


Claro, sacar conclusiones de un periodo de cuatro juegos no es sencillo. Su desempeño probablemente hubiera sufrido una regresión. Los Cowboys jugaron con desventajas en el marcador en ese primer mes, lo que puso a Prescott en situaciones en las que no tenía otra opción más que lanzar una y otra vez y en 2021, Dallas no debe ser tan malo a la defensiva como lo fue la temporada pasada, sin embargo, al mismo tiempo, jugó detrás de una línea ofensiva afectada por las lesiones y en 2021, tiene de regreso a su línea frontal y a sus receptores estrella para 2021. ¿Una forma de que Jerry Jones, dueño del equipo, justifique el masivo contrato que le dio a Prescott? Hacer que Prescott fije la nueva marca de yardas por aire.






Pocas probabilidades: Tom Brady, Tampa Bay Buccaneers

Si recuerdan, Manning fijó la marca en su segundo año con los Broncos. En la primera temporada, lanzó para 4,659 yardas. En su primer año con los Bucs, Brady sumó… 4,683 yardas por aire. Obviamente, no es fácil proyectar a Brady con un salto similar, pero esto será después de que tenga un receso de temporada completo de trabajo bajo Bruce Arians y con un año completo de Antonio Brown al lado de Mike Evans y Chris Godwin. Lo más probable es que un Brady de 44 años no fije una nueva marca, pero, ¿quién sabe?

TOUCHDOWNS

Récord actual: 31 (LaDainian Tomlinson, 2006)

El inicio del siglo vio a cuatro corredores romper esta marca y con sucesión rápida: Marshall Faulk (Rams) sumó 26 touchdowns en el 2000, Priest Holmes (Chiefs) lo superó con 27 en 2003, Shaun Alexander (Seahawks) lo elevó a 28 dos años más tarde y Tomlinson (Chargers) lo llevó hasta 31 la siguiente campaña. Parecía que íbamos a ver a corredores continuamente con salvajes temporadas de fantasía, pero desde entonces, ningún corredor ha superado las 21 anotaciones totales en una campaña. De hecho, Randy Moss tuvo 22 touchdowns por recepciones al siguiente año para empatar la marca de Jerry Rice, pero parece más probable que un corredor pudiera llegar a las 32 anotaciones.


Para llegar a ese total, el jugador necesitará muchas oportunidades. Tomlinson corrió con el balón 348 veces y agregó 80 pases lanzados a su dirección. De sus 31 touchdowns, 28 fueron en carreras, 15 de ellos dentro de la yarda 5, donde le dieron el balón en 23 ocasiones. Se necesitaría de un corredor con certeza de que ser algo seguro para tener la vasta mayoría de los balones de su equipo dentro de la yarda 5 y que al mismo tiempo se le busque en el juego aéreo como receptor. ¿Hay algún jugador capaz de esto?






El favorito: Christian McCaffrey, Carolina Panthers

Pese a perder prácticamente toda la temporada de 2020 por una torcedura en el tobillo, McCaffrey aún es la primera selección global por consenso en los drafts del fantasy. La temporada 2019 de McCaffrey es algo así como el perfil que uno esperaría si se intenta construir una temporada de 32 anotaciones: tocó el ovoide en 403 ocasiones, incluidas 116 recepciones y 21 carreras dentro de la yarda 5. Anotó 19 touchdowns, lo cual debe hacernos recordar lo difícil que es llegar a 31 anotaciones, por no decir 32.






Justo atrás: Dalvin Cook, Minnesota Vikings

Pese a perder cuatro juegos y partes de otros tantos en los últimos años, Cook ha recibido muchas carreras cerca de la línea de gol. Ningún jugador ha tiene más toques de balón dentro de la yarda 5 las últimas dos campañas que Cook (47) y el único jugador a menos de 12 de él en ese lapso es Ezekiel Elliott. No sorprende que Cook sea el líder de la NFL con 19 toques dentro de la yarda 5 desde entonces. Necesitaría jugar todos los 17 juegos para tener oportunidad, pero el techo de Cook es astronómicamente alto por el papel que desempeña cuando está sano.






Pocas probabilidades: Joe Mixon, Cincinnati Bengals

Mixon no está exactamente en el radar general de la NFL tras perder la mayoría de la temporada 2020 con una lesión en el pie, pero estaba en ritmo para tocar el ovoide en 373 ocasiones antes de lesionarse. Nunca ha tenido grandes totales de touchdown, pero tocó el ovoide 21 veces dentro de la yarda 5 en 2019 para empatar el liderato de la liga en esa categoría con Cook y McCaffrey. Con la salida de Gio Bernard, parece que Mixon está proyectado para un rol de tres oportunidades en la que debe ser una mejor ofensiva.


YARDAS POR TIERRA

Récord actual: 2,105 (Eric Dickerson, 1984)

Como saben, el futbol americano ha cambiado al punto en el que es difícil para un corredor tener la clase de volumen de trabajo para poner en riesgo la marca de Dickerson. La estrella de los Rams y los Colts tuvo al menos 350 carreras cuatro veces en sus seis primeras temporadas en la NFL. Sólo tres corredores han tenido al menos una temporada de 350 o más carreras en la última década y los primeros dos, Arian Foster y DeMarco Murray, sufrieron lesiones la temporada siguiente.


El tercer es Derrick Henry y no está mal considerar al dominantemente físico corredor de los Titans como una excepción a la regla. Corrió con el ovoide 386 veces entre la temporada regular y Playoffs en 2019, lo hizo en 378 ocasiones hace un año en temporada regular para, en el proceso, tener su primera campaña con al menos 2,000 yardas en su carrera antes de agregar 18 carreras más en la derrota de Playoffs ante los Ravens.


Si viniéramos del futuro y dijéramos que un corredor superaría la marca de Dickerson en 2021 sin decir de quién se trata, ¿a quién imaginarían? Claro, sería Henry.






El favorito: Derrick Henry, Tennessee Titans

¿Puede Henry elevar su desempeño aún más y llegar a 2,106 yardas? Será difícil. No hay evidencia que sugiera que los corredores pueden sostener esa clase de carga de trabajo en la NFL moderna más allá del mismo Henry. Los Titans quizá hayan cubierto sus apuestas un poco al conseguir a Julio Jones en un cambio con los Falcons, movimiento que llevaría a Tennessee a ser más un equipo que ataque más por aire. Corey Davis atrajo 95 pases en su dirección en 14 juegos la temporada pasada, pero un Jones saludable esperaría ver el ovoide más frecuentemente.


Es más probable que Henry termine por debajo de las 300 carreras en 2021 de lo que es que vea más de 350 otra veza, pero aún con esa idea, aún está muy lejos del resto de los corredores en esta proyección.






Justo atrás: Dalvin Cook, Minnesota Vikings

Al coach de Minnesota Mike Zimmer quizá no le guste nada más que darle el balón 400 veces a su corredor titular en una temporada de 17 juegos. Es difícil contar con que Cook se mantenga sano toda la campaña por su historial de lesiones, pero si se consideran los 17 partidos en los que ha jugado y ha tenido al menos 20 carreras, termina con 422 carreras para 2,120 yardas. Se necesitará esa clase de carga de trabajo para que cualquiera supere a Dickerson, así que, aunque esos juegos no fueron consecutivos, no es algo imposuible de imaginar.






Pocas probabilidades: Clyde Edwards-Helaire, Kansas City Chiefs

¿Recuerdan los juegos en los que los Chiefs enfrentaron a los Bills y a los Texans durante la temporada regular 2020? Vimos a Mahomes y compañía medirse ante dos defensivas que estuvieron muy contentas de que Mahomes le diera el balón al corredor de su elección. Edwards-Helaire corrió en 51 ocasiones para 299 yardas en esos dos encuentros.


Los Chiefs reconstruyeron dramáticamente su línea ofensiva en este receso de temporada y si los equipos le tienen terror a Mahomes, quizá prefieran arriesgarse con la carrera. En el roster no hay una real amenaza para que Edwards-Helaire no tenga tiempo de juego, así que, aunque no es probable que el coach Andy Reid quiera darle 400 veces el balón a un corredor, Edwards-Helaire tiene más posibilidades de tener una espectacular temporada de las que imaginan.


YARDAS POR RECEPCIONES

Récord actual: 1,694 (Calvin Johnson, 2012)

Al final, ningún receptor pudo supercar la barrera de las 2,000 yardas en una temporada de 16 juegos. Johnson fue quien quedó más cerca al servir como blanco de pases en 204 ocasiones para quedarse a 37 yardas de las 2,000. La retirada estrella de los Lions fue el único receptor que superó las 1,900 yardas, con Julio Jones, Jerry Rice y Antonio Brown arriba de las 1,800. Las estadísticas por pase se han disparado las últimas décadas, pero Johnson aún tiene una cómoda ventaja con respecto al resto del grupo.


Claro, agreguen el juego 17 y las cosas cambian. En el primer partido kuego de su temporada de 1,964 yardas, Johnson sumó 37 ante los Packers, lo que le hubiera hecho llegar justo a las 2,000. Cambién ese partido por el último juego antes de la temporada 2012 y agregarán 244 yardas de un sólido desempeño en un duelo ante los Packers en el que se conoce como el “Matt Flynn Game” de la Semana 17 de la temporada 2011. Johnson hubiera producido una impresionante actuación de 2,208 yardas en un period de 17 partidos.

Alguien llegará a las 2,000 yardas, pero quizá no sea en 2021.






El favorito: Stefon Diggs, Buffalo Bills

Al formar una conexión instantánea con el quarterback Josh Allen, Diggs fue el líder de la liga en blancos (166), recepciones (127) y yardas por recepciones (1,535) hace un año. Los Bills han mostrado ser propensos a apoyarse en su juego aéreo cuando es necesario y con una diferencia de 2.4 entre la proyección en su récord y su récord real hace una temporada, Allen y compañía quizá tengan razón para lanzar aún con más frecuencia su los Bills están en más juegos competitivos en 2021.

Diggs fue el blanco del 30.2 por ciento de pases de los Bills sin John Brown en el campo la temporada pasada y Brown ahora está con los Raiders. Hay posibilidad para una temporada aún mejor aquí.






Justo atrás: Michael Thomas, New Orleans Saints

Con un Drew Brees sano y aún activo, Thomas sería el claro favorito aquí, dado que fijó la marca de más recepciones en una temporada (149) cuando Brees lo buscó en 185 ocasiones en 2019. La temporada pasada, Thomas estuvo fuera de acción por una torcedura en el tobillo y luego, Brees se retiró, lo que dejó incertidumbre en la posición de quarterback en New Orleans.


Thomas debería ser el blanco preferido de los pases de los Saints con Emmanuel Sanders y Jared Cook fuera, pero esos blancos quizá no sean tan atrapables si Jameis Winston y Taysom Hill lanzan los balones. Si Thomas está de regreso a su nivel de 2019 y Winston comienza como titular en los 17 juegos, cuidado.






Pocas probabilidades: Calvin Ridley, Atlanta Falcons

El rival en la NFC Sur de Thomas quizá también proyecte tener una masiva temporada, luego de que los Falcons negociaron a Jones. Rudley fue el blanco de pases en el 19.9 por ciento de sus rutas cuando Jones estuvo en el campo hace un año, pero con el futuro miembro del Salón de la Fama fuera de acción, su porcentaje de pases lanzados a su dirección saltó al 30.8. Kyle Pitts tomará algo de esa carga de trabajo tras la salida de Jones, pero los alas cerradas novatos casi siempre decepcionan.


Ridley quizá tenga el camino más libre a los 200 blancos que cualquiera en la liga además de Thomas, aunque se sometió a una cirugía en el pie en la primavera.


TOUCHDOWNS NO OFENSIVOS

Récord actual: 6 (Devin Hester, 2006 y 2007)

Hester pertenece al Salón sde la Fama. El único otro jugador en la historia que produjo más de cuatro touchdown no ofensivos en una temporada es Ken Houston, quien tuvo cinco en 1971. Hester tuvo que ser creativo para fijar esta marca: en un impresionante inicio de carrera de dos años, la estrella de los Bears anotó en siete regresos de patada de despeje, cuatro de kickoff y un intento de gol de campo fallado y agregó dos touchdowns más como receptor, además de anotar en el regreso de la patada de kickoff del Super Bowl XLI.


Hester fue un regresador increíble y los Bears le dieron muchas oportunidades para demostrarlo. El esquinero y receptor de medio tiempo regresó 47 patadas de despeje y 20 kickoffs en 2006, luego agregó 42 regresos de patadas y 43 kickoffs a su cuota en 2007.


Debido en parte a los cambios en las reglas para el kickoff, sólo dos jugadores regresaron 20 o más kickoffs y patadas de despeje durante la campaña 2020: Andre Roberts de Buffalo y Ray-Ray McCloud. La vasta mayoría de los equipos también usan a receptores como regresadores primarios, lo que limita a un jugador de oportunidades para añadir a sus oportunidades con una anotación defensiva o dos.






El favorito: Jamal Agnew, Jacksonville Jaguars

Los Jaguars le dieron a Agnew un acuerdo por tres años y $14.2 millones para dejar a los Lions en la agencia libre, lo que sugiere que el nuevo coach Urban Meyer no tendrá reparo en instalar al jugador de 26 años como el regresador del equipo para despejes y kickoffs. Agnew tiene cinco regresos para touchdown en su carrera y es uno de sólo 11 jugadores con una anotación en regreso de patada de despeje o kickoff.






Justo atrás: Andre Roberts, Houston Texans

El veteran regresador quizá no tenga la velocidad de jugadores jóvenes, pero se espera que Roberts tenga todo el trabajo como regresador en un equipo que debería tener muchos regresos de kickoff en 2021. Los Texans son un desastre en muchas formas, pero sí invirtieron en agregar jugadores con habilidades en los equipos especiales en este receso de temporada, así que deberán ser mejores en esa área de lo que algunos esperan.






Pocas probabilidades: Jabrill Peppers, New York Giants

Parece improbable elegir a un jugador sin touchdowns en su carrera para este récord, pero Peppers es uno de los pocos defensivos en la liga que proyecta ser el regresador primario de su equipo. Como uno de los jugadores adquiridos por Odell Beckham Jr., Peppers regresó 15 de 20 patadas de despeje para los Giants hace un año. También trabajó como regresador de patadas para los Browns antes del cambio por OBJ. Peppers anotó cinco veces en la universidad con Michigan, pero esos touchdowns fueron en jugadas por tierra. Necesitaría alguna combinación de regresos y anotaciones defensivas para llegar a siete.


PUNTOS EXTRA

Récord actual: 75 (Matt Prater, 2013)

Para patear muchos puntos extra, claro, tu equipo debe anotar muchos touchdowns. Los Broncos de 2013 anotaron 76 veces, la mayor cantidad en la historia de la NFL, en parte, porque fueron muy dominantes en la zona roja al anotar touchdowns en un 76.3 por ciento de sus viajes dentro de la yarda 20 rival (porcentaje más alto de la NFL). Sólo hicieron dos conversiones de dos puntos en el aire ligero de Denver. El veterano terminó de 75-75 en intentos de puntos extra.


El juego 17 le dará a los equipos una oportunidad extra de sumar touchdowns, pero algo ha cambiado para Prater desde su campaña de 75 puntos extra. La liga movió la ubicación del ovoide en los intentos de puntos extra a la yarda 15 y el promedio de éxito en los puntos extra ha caído, aunque aún son oportunidades amigables para los pateadores, que fueron de acertar el 99.6 por ciento de sus intentos de punto extra en 2013 a 99 por ciento hace un año.


Seis o siete puntos en el porcentaje quizá no parezcan mucho, pero con un porcentaje de 99.6, las oportunidades de que un pateador termine de 75-75 son del 74 por ciento. Con un porcentaje de 93, las oportunidades de que un pateador termine de 75-75 caen a 0.4 por ciento, lo que significa que probablemente necesitaremos ver a un pateador tener 77 o 78 oportunidades para acertar 75.






El favorito: Harrison Butker, Kansas City Chiefs

Los Chiefs han tenido salvajes periodos en la zona roja durante la era de Patrick Mahomes. Su equipo en 2018 convirtió el 71.8 por ciento de las oportunidades en zona roja en la temporada regular, el segundo mejor porcentaje en la NFL, pero ese mismo equipo cayó al lugar 20 en eficiencia en zona roja en 2019 y al lugar 14 en 2020. Apenas han anotado apenas por encima del 69 por ciento en sus intentos de zona roja en ese periodo, que incluye increíbles campañas en 2019 y 2020 antes de caer ante los Bucs en el Super Bowl.


Dadas las mejoras hechas en la línea ofensiva y su dominio en las otras 80 yardas, los Chiefs tienen la mejor oportunidad de anotar 75 o más veces en 2021.






Justo atrás: Justin Tucker, Baltimore Ravens

Tucker sería la elección popular como el mejor pateador de la liga e incluso después de romper su racha de puntos extra en 2018, el cuatro veces All-Pro ha acertado conversiones en un mejor ritmo que Butker. El problema es que los Ravens son una de las franquicias más inclinadas a las analíticas en la NFL y con Lamar Jackson al mando, van por dos puntos más frecuentemente que Kansas City.






Pocas probabilidades: Matt Gay, Los Angeles Rams

El producto de Utah terminó 16-16 en puntos extra tras unirse a los Rams, que están entusiasmados por la posibilidad de que su ofensiva alcance nuevas alturas tras añadir a Matthew Stafford como su nuevo quarterback. Gay también tendrá el beneficio de jugar como local en las cómodas condiciones del estadio en Los Angeles y cuatro de sus juegos como visitantes serán en domos.


BALONES SUELTOS (Fumbles)

Récord actual: 23 (Kerry Collins, 2001, y Daunte Culpepper, 2002)

Este record es típicamente dominio de los quarterbacks y aunque ha estado en los registros por cerca de 20 años, hemos visto surgir a competidores por el título en las últimas dos temporadas. Uno de los dueños de la marca fue un quarterback de los Giants, así que quizá sea apropiado que uno de sus sucesores quizá sea el favorito para quedarse con este dudoso honor.

El quarterback Daniel Jones entra a una importante tercera temporada, luego de que los Giants agregaron armas para ayudarle a mejorar su desempeño.






El favorito: Daniel Jones, New York Giants

Para decirlo de forma política, Jones ha sido una fábrica de balones sueltos para los Giants en sus primeras dos temporadas en la NFL. El ex quarterback de Duke fue líder de la liga en 2019 (18) y 2020 (11) pese a jugar sólo en 12 partidos completos en 2019 y en 13 la temporada pasada. Tiene 29 balones sueltos en 25 juegos. En una temporada de 17 juegos, eso se traduciría a 19.7 balones sueltos, lo que lo acercaría a la marca y aunque los aficionados de los Giants quizá consideren la temporada 2019 como una aberración de una temporada de novato, consideren lo que sucedió con el siguiente jugador…






Justo atrás: Carson Wentz, Indianapolis Colts

Wentz fue líder de la liga con 14 balones sueltos como Novato y aunque pareció al menos disminuir el problema con campañas de nueve balones sueltos en 2017 y 2018, el ex quarterback titular de los Eagles tuvo 16 balones sueltos en 2019 y 10 en 11.5 juegos en 2020.


No existen garantías de que Wentz juegue toda una temporada completa, aunque una mejorada línea ofensiva en Indanapolis ayudará, pero el ex candidato al premio MVP ha arriesgado el balón durante su carrera.






Justo atrás: Carson Wentz, Indianapolis Colts

Wentz fue líder de la liga con 14 balones sueltos como Novato y aunque pareció al menos disminuir el problema con campañas de nueve balones sueltos en 2017 y 2018, el ex quarterback titular de los Eagles tuvo 16 balones sueltos en 2019 y 10 en 11.5 juegos en 2020.


No existen garantías de que Wentz juegue toda una temporada completa, aunque una mejorada línea ofensiva en Indanapolis ayudará, pero el ex candidato al premio MVP ha arriesgado el balón durante su carrera.


INTERCEPCIONES

Récord actual: 14 (Dick Lance, 1952)

El récord de intercepciones de “Night Train” Lane se acerca a su 70 aniversario y a menos de que haya un cambio drástico en cómo se juega en la actual NFL, Lane debería seguir con su récord por otros 70 años. En 2020, en general, la NFL registró un porcentaje de intercepción de 2.2, el más bajo en la historia de la liga. Cuando Lane fijó su marca, el porcentaje de intercepciones fue de 7.4. Los equipos lanzan más frecuentemente ahora que en aquél entonces, pero las tasas de pases completos han aumentado dramáticamente.


Todo esto hace que el esfuerzo de 10 intercepciones de Xavien Howard en 2020 aún más impresionante. Para poner su desempeño en contexto, sus 10 intercepciones representaron el 2.5 por ciento de todas las intercepciones generadas en la NFL la temporada pasada. Nadie ha tenido una proporción más grande intercepciones en la liga en los últimos 60 años. Sería una sorpresa si alguien llegara a superar la próxima temporada las 10 intercepciones de Howard, por no decir el llegar a las 15.






El favorito: Xavien Howard, Miami Dolphins

La estrella de Miami ha sido líder en intercepciones de la liga dos veces los últimos tres años, luego de empatar en el liderato con siete en 2018, antes de llegar a 10 hace un año. Los Dolphins también tienen profundidad en la posición de esquinero, así que los rivales no pueden simplemente evitar lanzarle a Howard, quien fue blanco de los pasadores en 101 ocasiones en 2020. El único problema para Howard ha sido la salid, pues ha perdido 24 juegos en sus primeras cinco temporadas en la NFL.






Justo atrás: Marcus Peters, Baltimore Ravens


Los promedios de intercepcion no son constants de un año a otro, pero ya tenemos alguna evidencia de que Peters tiene más probabilidades de producir intercepciones que un esquinero promedio. El ex reclutado en la primera ronda del draft fue líder de la NFL con ocho intercepciones como novato y suma 31 en total en sus primeras seis temporadas.


Los Ravens también proyectan ser uno de los mejores equipos, lo que usualmente permite obtener más oportunidades de equipos que intentan alcanzar su nivel en la segunda mitad de la temporada. La defensiva de Baltimore se enfrentó a la sexta mayor cantidad de pases de cualquier equipo la temporada pasada.






Pocas probabilidades: Antoine Winfield Jr., Tampa Bay Buccaneers

Regularmente es difícil para los safeties tener totales de intercepciones altos como los esquineros, pero el papel de Winfield con los Bucs en jugadas de pase está entre las dos posiciones. Tampa Bay ha enfrentado la mayor cantidad de pases que nadie en las últimas dos campañas, gracias a un loco ritmo en los juegos de Jameis Winston en 2019 y su éxito detrás de Tom Brady en 2020. Se espera que el equipo sea contendiente otra vez en 2021 y aunque Winfield tuvo sólo una intercepción como novato, generó siete en su última temporada como colegial en Minnesota en 2019.


0 comentarios

Comments


bottom of page