top of page

Estados Unidos conquista la primera Copa Oro W al vencer a Brasil

Redacción Marlone Serrano


Estados Unidos conquista la primera Copa Oro W al vencer a Brasil
Estados Unidos conquista la primera Copa Oro W al vencer a Brasil

En un partido que quedará grabado en la historia del fútbol femenino, la Selección de Estados Unidos se proclamó campeona de la primera edición de la Copa Oro W de la Concacaf al derrotar por la mínima diferencia, 1-0, a una Brasil que llegaba invicta a la gran final. 

 

El encuentro, celebrado con gran expectativa, comenzó con un equipo brasileño buscando imponer su ritmo y manteniendo su invicto hasta ese momento. Sin embargo, la selección de las barras y las estrellas logró equilibrar el juego, llevando el partido a un ritmo más lento y anulando las principales amenazas del conjunto sudamericano. 

 

El gol de la victoria llegó en un momento crítico, justo antes del descanso. Fue Lindsey Horan, la capitana y mediocampista del Olympique de Lyon, quien marcó la diferencia. Tras un preciso centro de Emily Fox desde el costado derecho, Horan se elevó por encima de la defensa brasileña para conectar un cabezazo contundente, enviando el balón al fondo de la red y dejando el marcador 1-0 al medio tiempo. 

 

A pesar de los esfuerzos de Brasil en la segunda mitad, incluyendo varios cambios tácticos por parte del entrenador Arthur Elias, la selección estadounidense mantuvo su solidez defensiva. Se defendió con uñas y dientes de los ataques brasileños y buscó ampliar su ventaja a través del contragolpe, aunque un gol de Lynn Williams fue anulado por fuera de juego. 

 

Brasil tuvo una oportunidad dorada para igualar el marcador con un juego de pelota parada, cuando Debinha envió un centro que Geyse Ferreira desvió ligeramente, pero el balón pasó rozando el poste. Estados Unidos, manteniendo la calma y su formación táctica, logró cerrar el partido sin conceder goles, asegurando así su lugar en la historia como las primeras campeonas de la Copa Oro W. 

 

Este triunfo no solo representa un logro monumental para la selección femenina de Estados Unidos, sino que también establece un precedente en la región, subrayando la creciente competitividad y el nivel del fútbol femenino en la Concacaf. La victoria es un testimonio de la determinación, el talento y el espíritu de lucha del equipo estadounidense, que supo sobreponerse a los desafíos para alcanzar la gloria. 

0 comentarios

Comentários


bottom of page